You are here

El terroir

El carácter del agua

Cada pedazo de tierra tiene un sabor característico único. Los espacios naturales de una misma región comparten una geografía, geología y clima similares que conforman las cualidades únicas de sus productos, aportándoles un sabor distintivo, como el de Acqua Panna: suave y aterciopelado.

Probablemente hayas escuchado la palabra terroir referida al vino. El terroir se define como el conjunto de parámetros naturales que potencialmente pueden influir en el carácter y las características de un producto. Igual que con el vino, el carácter del agua depende de su terroir y de la naturaleza del acuífero, el tipo de roca porosa por la que se filtra.

La geografía, la geología y el clima, combinados con el saber hacer proverbial toscano, determinan el carácter único de todos los productos de la tierra, inimitables. En otras palabras, la gastronomía toscana es la expresión de su territorio, con un impresionante patrimonio enológico y 455 productos regionales. Entre ellos se encuentran extraordinarios vinos como el Chianti; el Brunello; el Vernaccia; un aceite de oliva virgen incomparable, conocido como el oro verde de la Toscana; el ganado de raza Chianina, que produce el bistec florentino; las crujientes galletas Cantucci o el conocido queso pecorino.

El agua mineral natural Acqua Panna es, a la vez, el resultado de la combinación mágica y única entre las características naturales toscanas y la excelencia de su gente, y la reina de la mesa.

Calidad y pureza de la naturaleza