You are here

Maridaje de agua y vino

Combinación perfecta de agua y vino

Acqua Panna, con un equilibrio perfecto de todos sus componentes, adquiridos del carácter único de su tierra, despierta unas sensaciones que permanecen en la nariz y la boca durante un periodo de tiempo apreciable. Este agua de cuerpo ligero se tendría que maridar con vinos suaves, de contenido moderado en alcohol y personalidad fuerte.

Para asegurar un maridaje perfectamente armonioso entre agua y vino, es importante aplicar el principio de mutuo acorde entre sensaciones. Según este principio, para combinar a la perfección con el vino, la intensidad del sabor del agua tiene que ser igual o ligeramente superior o inferior a la del vino.

Si se trata de un vino con una persistencia larga en la boca, habría que armonizarlo con un agua que tuviera personalidad y por lo tanto fuera capaz de contrastar con la intensa sensación producida por el vino. Por esta razón, Acqua Panna no combina con vinos con cuerpo y estructuras fuertes, porque estos superan sus delicados matices. En cambio, es ideal para los vinos suaves, con menos cuerpo y poca graduación; así ninguna de las bebidas domina sobre la otra.

He aquí unas cuantas recomendaciones: vinos blancos frescos y afrutados, vinos blancos con crianza en barricas de roble; vinos espumosos dulces y aromáticos; vinos tintos jóvenes tipo Beaujolais; vinos espumosos y champanes que no sean crianzas.

Los champanes y los vinos espumosos con crianza, por ejemplo, deberían acompañarse exclusivamente con Acqua Panna, porque realzan unos sabores y aromas refinados y elegantes, además de ofrecer un espectro de sabores perfectamente armonizado.

Si los vinos tintos se beben solos y no durante la comida, se pueden acompañar de Acqua Panna para prolongar el efecto de su sabor en el paladar y poder apreciar cada sucesivo sorbo.

Acqua Panna es la patrocinadora oficial de la ASI (Association de la Sommellerie Internationale)ASI (Association de la Sommellerie Internationale).

Calidad y pureza de la naturaleza