You are here

El manantial

El gusto toscano por la armonía

Desde el corazón de la Toscana, una tierra de gran pureza, el agua Acqua Panna tarda 13 años en fluir por el acuífero y alcanzar la superficie en su manantial, donde se embotella sin tratamientos adicionales.

¿Hay algo más puro, más fresco y más claro que el agua? Estas son las características distintivas que inmediatamente relacionas con el agua, sobre todo si se trata de agua mineral natural. Durante su paso subterráneo, el agua mineral natural va experimentado cambios en su composición física y química, a la vez que adquiere características inimitables y propiedades beneficiosas para la salud.

Situado entre los municipios de Scarperia y Barberino di Mugello, en la región de la Toscana, el manantial de Acqua Panna forma parte de un acuífero que se encuentra en la cuenca principal de la región norte de los Apeninos, entre Passo della Futa y el Monte Gazzaro, a una altitud de unos 800 metros.

Acqua Panna tarda 13 años en fluir a través del acuífero y alcanzar su manantial. Fluye a una temperatura muy baja, a unos 7-12 ºC, una temperatura que no cambia con las diferentes estaciones. Durante periodos de copiosas lluvias, los parámetros químicos del agua no cambian, lo que indica que el acuífero está completamente protegido de la infiltración de las aguas superficiales. Se embotella en su manantial sin ningún tipo de tratamiento ni filtrado adicionales.

El manantial de Acqua Panna se recarga de manera natural y solo utilizamos la cantidad ofrecida por la naturaleza para el embotellado, respetando así el equilibrio natural de la fuente.

Calidad y pureza de la naturaleza