You are here

Los matices de su sabor

Maridaje armonioso entre agua y comida

Cada vez que saboreamos un plato, tendríamos que hacer una fiesta culinaria que involucrase los cinco sentidos. El agua lleva las riendas del juego y marca el ritmo en la música de las emociones que nos permiten aprovechar al máximo cada ocasión.

Si realmente quieres saborear y disfrutar de cada bocado y detener o acentuar el deseo de degustar otra porción, tendrás que planificar hasta el último detalle. La combinación de comer y beber tendría que resultar en una experiencia deliciosa, por lo que hay que alternar sorbos y bocados, procurando masticar lentamente.

Además de calmar la sed, el agua también se encarga de otras funciones importantes, como por ejemplo dirigir y coordinar las sensaciones que percibimos a través de la nariz y la boca, y hacernos descubrir las cualidades de los alimentos. En este nuevo contexto global, el maridaje perfecto entre agua y comida es un objetivo muy deseado ya que ayuda a realzar las cualidades no solo de los alimentos sino también del agua en si.

Con un equilibrio perfecto, el sabor de Acqua Panna es suave y aterciopelado, y tiene la capacidad única de realzar hasta los sabores más delicados. En la lengua se siente ligera como una pluma, deliciosamente suave y sedosa, y proporciona una agradable frescura. Es la compañera idea de cualquier plato delicado porque no destruye sus propiedades organolépticas.

Calidad y pureza de la naturaleza